archivo

Gran Hermano

Por supuesto que las consecuencias inmediatas para los ciudadanos estadounidenses va ser  el acotamiento de sus garantias individuales.   Mayores, rigurosos y estrictos controles de seguridad en: Aeropuertos, centrales camioneras, eventos publicos, etc, y tal vez la ley marcial en caso extremo de un nuevo ataque terrorista.

Pero la principal consecuencia es esta: La implementación de una ley que autorice el espionaje total a cada ciudadano estadounidense (Ley CISPA), esto desplegado en forma de vigilancia total a traves de cámaras: Cámaras en las calles, en los locales comerciales, en los cines, en el transporte publico, etc,  y todas conectadas a las centrales de inteligencia a traves de la red, del Internet.

 

Así que cualquiera que camine por la calle o salga algún lugar, será contantemente filmado y seguido en caso de activar una alarma su rostro.   Por que se va implementar el reconocimiento facial total, entonces en caso de que alguna cámara vea tu rostro, podrás ser identificado, y en caso de tener alguna “deuda” con la ley, serás rastreado y perseguido hasta tu arresto; Eso es lo que va pasar inmediatamente, por que la tecnología ya tiene años de ser probada, y las calles están ahora llenas de cámaras, asi como  los locales comerciales.

Pero ya en algunos años (tal vez uno o menos), no solo esas cámaras te seguirán, si no cualquiera que tenga acceso a la Internet; Como la cámara de tu propio celular, o la de tu computadora, o la de tu Tele, o tu refrigerador, etc.    Estarás vigilado por todos lados.

Y de eso tuvimos una ligera muestra: De lo que va ser el espionaje total, el gran hermano, ahora en los atentados de Boston.   Los aparentes culpables fueron rápidamente identificados por todas las imagenes y grabaciones en video que se tenían del lugar de los hechos, por eso fue tan rápida su captura, por que ahora todo mundo tiene una cámara en su celular, además de que habia infinidad de medios informativos en el lugar, así que fue fácil establecer la identidad de los culpables;

Ahora imagina eso mismo, pero ya implementado de manera permanente, Mediante un sistema informático automático (inteligencia artificial efectiva) que analizará millones de imagenes de rostros por segundo, captadas por todas las cámaras que tengán alguna conexión a Internet (con el rostro de todo el mundo en su memoria), pudiendo identificar practicamente a cualquier individuo en cualquier parte del mundo instantáneamente, así ya no podrás escapar, si el gobierno te quiere encontrar, no habrá lugar donde esconderte, a menos que huyas a una cueva apartada y te escondas allí, donde no haya ningún tipo de tecnología.

Ya hace poco se había autorizado al gobierno americano implementar el reconocimiento facial  a nivel generalizado, por medio de las cámaras de vigilancia que tiene la policía en la ciudad.

Estamos ante las puertas del espionaje total, del reconocimiento facial instantáneo, del gran hermano, del ojo que todo lo ve, del cual no te podrás esconder.   Empezara en los Estados Unidos, pero se extenderá a todo el mundo.

http://mauisaac.blogspot.mx/2013/04/que-consecuencias-tendran-los-ataques.html

Una mas, como lo anticipe, el WIFI se hará universal y gratuito   Y es así, por que es necesario para implementar el espionaje total, a cada ser humano.    Y también para lograr la maquina inteligente, el cerebro electrónico que este en todas partes y controle todo, el SkyNet.

EE UU se plantea ofrecer wifi gratuita en todo el paísEl Gobierno de Estados Unidos pretende ofrecer acceso wifi gratuito en todo el país. La iniciativa, propuesta por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC en sus siglas en inglés) en septiembre de 2012 y que todavía debe ser aprobada en el Congreso, cuenta con el apoyo de gigantes tecnológicos como Google o Microsoft, que ven en el proyecto una oportunidad para el desarrollo de nuevos aparatos y tecnología, pero ha despertado los recelos de la industria de la telefonía móvil, que teme dejar de ser competitiva y que se congestionen sus redes.

La FCC ya ha comenzado a liberar el espectro de 195 megahercios en la banda de frecuencia de 5 gigahercios y en un futuro pretende abrir porciones de espectro de entre 10 y 20 megahercios a través de conexión WiMax, la que opera en esa banda.

Si la propuesta se aprobara en el Congreso, la red nacional y gratuita de acceso inalámbrico a Internet a través de WiMax aún tardaría varios años en estar operativa. Uno de los problemas que se plantean en el futuro es cómo y quiénes se encargarían de proveer de la tecnología y el acceso necesarios. Google ya está proveyendo de wifi gratuita al barrio de Chelsea en Nueva York y a determinadas zonas de Silicon Valley.

Por su parte, los responsables de las compañías telefónicas temen que la iniciativa pueda colapsar sus redes y sostienen que el acceso a wifi libre a nivel nacional desincentivaría la inversión para mejorar el equipamiento de las redes y el servicio a los ciudadanos.

La Ley de Geolocalización entra en vigor en México

Como ya lo venia advirtiendo desde que cree este blog, el “gran hermano” esta listo.      Este sistema policial, que todo lo “ve”, y que todo lo “oye”.  esta por implantarse en forma total en todo el mundo.

En muchos países se han aprobado, o están por aprobarse leyes, que le confieren al estado capacidades de omnipresencia.    Lo que se necesita para implantar definitivamente este sistema, y que sea aceptado por la mayoría de la población, es un acto terrorista, que produzca un “gran miedo” en el corazón de la gente; y esto también esta previsto, y se llevara acabo en las olimpiadas de Londres.
Pero, aquí en México, ya se ha dado un paso de gigante en la consecución de este objetivo, que es  La Ley de Geolocalización.       Esta ley le permite al gobierno mexicano, localizar en cualquier punto de la república mexicana, a cualquier persona sospechosa de cometer algún delito.    Se localizara ya sea por medio del celular, por satélite, por cámaras en vía publica y/o establecimientos comerciales, o por cualquier otro medio disponible.       Todas las empresas con tecnología de radiolocalizacion, tendrán la obligacion de proporcionar estos datos a la justicia mexicana, si son requeridos.    Además, hay que tomar en cuenta que la tecnología de reconocimiento facial, ya esta muy adelantada.
Este día, se publica en el Diario Oficial de la Nación el decreto que aprueba diversas reformas para permitir el uso de la geolocalización para la persecución criminal bajo sospecha. A este conjunto de cambios legislativos se les conoce como la Ley de Geolocalización (o #LeyStalker, como se le ha rebautizado en Twitter), y tras su discusión en la Cámara de Diputados y en el Senado, entrará en vigor en México a partir del miércoles 18 de abril.
La propuesta no consiguió el suficiente rechazo para ser descartada durante su fase de discusión. La Ley de Geolocalización fue respaldada por el empresario Alejandro Martí, quién a través de la organización México SOS, presentó a inicios de 2011 un proyecto de reforma para -entre otros puntos- “contemplar la Geolocalización en tiempo real de llamadas telefónicas en caso de secuestro.” Martí alcanzó notoriedad pública cuando, en 2008, su hijo fue secuestrado y asesinado; a partir de esa fecha, se dedicó a promover cambios legislativos para el combate al crimen organizado, como su apoyo a la cuestionada Ley de Seguridad Nacional.
La ley pasó al Senado, donde en abril de 2011 fue aprobada y turnada a la Cámara de Diputados. Ahí se quedó varada, reavivándose y apagándose el debate durante meses, hasta que el 1 de marzo de 2012 fue aprobada prácticamente por unanimidad (315 votos a favor, 6 en contra). Buena parte de su triunfo se debió al apoyo público de figuras como Martí o Isabel Miranda de Wallace, otra promotora de reformas en seguridad en México y actual candidata del PAN a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.
Días después de su aprobación, Electronic Frontier Foundation emitió un comunicado en el que condenaba la aplicación de esta ley. Con esta reforma, el Estado está capacitado, a través de sus dependencias de seguridad -como la Procuraduría General de la República o la Secretaría de Seguridad Pública- a solicitar datos de geolocalización para investigaciones policiales, sin necesidad de una orden judicial de por medio y bajo motivos de sospecha. Los proveedores que se nieguen a entregar la información recibirán una cuantiosa multa por negarse a cooperar con las autoridades.
La reforma no especifica qué uso se le dará a los datos ni qué institución será responsable de resguardarlos. A propósito, rescato unas palabras de Geraldine Juárez, quien ha llevado el seguimiento del tema en ALT1040:

El Sr. Martí omite el hecho de que la confianza es un algoritmo complicado que ninguna tecnología puede proveer. La Ley de Geolocalización es exactamente lo opuesto a lo que se necesita para generar un clima de justicia y legalidad en México. El caso de RENAUT no fue suficiente para los legisladores mexicanos reconocieran los riesgos que implican bases de datos masivas de datos personales y evaluaran de una forma más ética y justa, y menos moralista — las implicaciones de la aprobación de esta ley en medio del clima de violencia, corrupción y colusión que existe en México.

Y ahora, ¿qué queda? Luis Fernando García, abogado especialista en derechos humanos, considera que se debe promover una acción de inconstitucionalidad:

Se debería buscar que se interponga una acción de inconstitucionalidad. La pueden interponer la PGR (no va a suceder), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (Poco probable en tanto el ombudsman es muy cercano a una de las principales promotoras de la medida [Miranda de Wallace] pero que debe intentarse) o el 33 % de alguna de las cámaras. (Difícil).

Para tal efecto, García ha publicado un análisis jurídico (23 pp.) que sustenta la inconstitucionalidad de la Ley de Geolocalización. Con la publicación de la reforma en el Diario Oficial de la Nación, la discusión ha revivido, por lo que se ha creado una petición a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que interponga el recurso.
Desafortunadamente, la Ley de Geolocalización no causó suficiente rechazo en su momento para ser retirada. Como mencioné, el apoyo de Martí y Miranda, promotores “ciudadanos” de la ley, generó simpatías en un sector que probablemente desconozca los peligros latentes de esta reforma. También es cierto que México se encuentra fragmentado en posturas de seguridad y que las políticas públicas se piensan a corto plazo, sin medir las consecuencias. El daño ya está hecho. La duda es si estamos aún a tiempo para revocar la medida.